viernes, 26 de enero de 2018

No mires debajo de la cama de Juan José Millás

Una vez más autores consagrados de la literatura nos defraudan, o es que somos sus lectoras muy incultas. Narra el libro un lío amoroso entre la juez y el forense, más tarde se implican otros personajes, la alusión de la vida que cobran los zapatos tras ser desalojados de sus ocupantes, es una clara metáfora de la vida en pareja, las infidelidades de éstas y la viudez.
Las muertes extrañas y sin esclarecer tanto la del callista como la del forense, a quien no hacen ni la autopsia, para no implicar a la juez, cosa muy verosímil en la realidad.

miércoles, 3 de enero de 2018

Primera nieve en el monte Fuji de Yasunari Kawabata

Me pregunto cuales son los criterios a seguir para otorgar un Nobel de literatura, cuales sus requisitos..; pues éste como el otro nobel que leímos es MALISIMO, Peor imposible, supongo que prevalecen los intereses políticos o de índole similar, no cabe otra explicación. 

Pag. 10: El hombre es un ser capaz de hacer cualquier cosa, llevado por todo tipo de impulsos, sin darse cuenta de qué es lo que hace.

Diez pequeños relatos sin nada interesante que comentar a cerca de ellos, algo de amor, infidelidades....

lunes, 11 de diciembre de 2017

EL OLVIDO QUE SEREMOS, de Héctor Abad Faciolince

Un aplauso para el autor, para su vida, para su escrito, y en especial para ese padre que murió asesinado.
Sublime, profundo, y duro, muy duro, sobre éste libro dijo Manuel Rivas: "Lo que voy leyendo de Héctor Abad lo voy guardando como migas de pan muy esféricas, pulidas, luminosas para cuando tenga que atravesar un gran bosque en la noche".

Pag 123: Por éste ejemplo de los dos, mis hermanas y yo sabemos, hoy en día, que hay un único motivo por el que vale la pena perseguir algún dinero: para poder conservar y defender a toda costa la independencia mental, sin que nadie nos pueda someter a un chantaje laboral que nos impida ser lo que somos.
Leer, y volver a leer una página, y otra más, para profundizar en sus palabras, reseñar?.. todo el libro, palabra por palabra, la vida interior tan rica, y como consecuencia la exterior de Héctor padre, tan bien explicada por el hijo, el ejemplo del cubo con sus seis caras, equiparándolo a las personas, sengun donde estemos situados es la cara que vemos, o la arista, pero nadie puede saber que esconde la cara que apoya y sostienen a las otras.

viernes, 17 de noviembre de 2017

La Vida Nueva de Orhan Pamuk

Orhan demuestra que es un gran narrador, pero su relato en este libro no aporta nada, ni siquiera frases a destacar desde mi punto de vista y también el de mis compañeras.
Una historia vaga y sin sentido, una lucha no se sabe muy bien por qué.
Pag: 317
El amor es el anhelo de abrazar a una persona con fuerza y estar en el mismo lugar que ella. El deseo de abrazarla dejando fuera al mundo entero. La nostalgia del alma de encontrar un refugio seguro.

lunes, 9 de octubre de 2017

NOSOTRAS QUE PERDIMOS LA PAZ de Llum Quiñonero

LLUM nos narra la historia de cuatro mujeres: Trinidad Gallego, Concha Pérez, Rosa Cremón y Conchita Liaño, todas ellas anarquistas y que sintieron que no fue la guerra lo que perdieron, si no su propia paz.
Conchita Liaño más que anarquista la veo como una mujer que lo que deseaba en realidad y por lo que quería luchar era simplemente por la libertad y la emancipación de las mujeres, y creyó que los anarquistas podían ayudarla en ello.
Durante la guerra civil española los abortos estaban a la orden del día, y  había menos represión sexual de la que creemos.
Rosa estaba tan obsesionada con la lucha armada que no le importaba su propia hija la que dejaba al cuidado de ajenos, francesa de origen y nacimiento, se desplazó a España para luchar contra los golpistas.
Pag: 153. hay lecciones que solo se aprenden con los años.
Concha Pérez gustaba de las armas y creía que solo con ellas y matando era posible la liberación.
Librada, su madrastra-tía, una gran mujer, obligada a dejar su novio y su futuro para casarse con su cuñado y cuidar de sus sobrinos sin madre, a los que amó como a los suyos propios. Mujeres de otro siglo que no pensaban en ellas mismas, heroínas de la vida a las que se les debe un homenaje, olvidadas de ellas mismas para entregarse a los demás.
Trinidad una mujer luchadora que pasó por todo por sus ideas, nos dice en la Pag: 78.
- Estaba atada y amordazaba sin cuerdas y sin mordaza.-
Era así como se sentía cuando el doctor Sánchez anarquista como ella, la violaba sin remisión mientras ejercía su oficio de enfermera en su consulta.
Todas afirman que dentro de la guerra civil había otra guerra civil entre anarquistas, comunistas, republicanos y socialista, se odiaban entre ellos tanto en ocasiones como al fascismo al que decían combatir,  se mataban impunemente los unos a los otros, la izquierda, el Frente Popular, combatía no solo contra Franco, lo hacía a su vez contra sus propios hermanos.
Solo de mujeres de clase social media-baja se habla como heroínas de la guerra, las de la clase alta, tan reprimidas como ellas o más y utilizadas de mujer florero, nunca se pronunciaron o no tenemos constancia de ello en la lucha por la libertad.

miércoles, 19 de julio de 2017

LLAMADME ALEJANDRA de Espido Freire

En el Centro de Documentación de la Organización Socialista de la región de Sverdlovsk figura el informe del asesinato de los últimos zares de Rusia, sus cuatro hijas, Alexis su hijo enfermo, y algunas de las personas que estaban a su servicio, entre ellas el médico. Yo lo calificaría más que de una crueldad infinita, de una FRIALDAD insuperable por ningún otro ser humano, el hierro, el acero, o cualquier otro metal es más blando que el corazón de quien ejecutó todo aquello, el más grande y duro de los iceberg también resulta más cálido, no he mirado que fue de esa persona, si es que puede calificarsele así, seguro que la zarina con su gran corazón cuando sintió su muerte ya le perdonó.
Espido se ha adentrado en la vida personal y sentimental de los zares, más que en la vida política.
Sobre la 1ª guerra mundial nada sabía, y menos aun sobre esa guerra civil de Rusia, que como todas hace luchar herman@ contra herman@ y que suelen ser de una crueldad que rebasa los límites de lo soportable.
Alejandra, la última zarina era una mujer fuerte dentro de los muchos males que la acometieron desde su infancia, ignoraba al igual que otras muchas cosas que he aprendido, que era nieta de la reina Victoria de Inglaterra, ésta extendió por toda Europa a su prole con los cuarenta nietos que tuvo, además Alejanda era una gran creyente, siempre se sentía acompañada y protegida por Dios, así que la iglesia ortodoxa en el exilio los declaró a todos ellos mártires, y es que lo fueron, manipulados por amigos, familiares, y súbditos, que vida más triste llevó, que falta de libertad, lo tenían todo, y no tenían nada.
La figura de Rasputín fue de gran relevancia en su vida, ella lo calificaba de hombre santo, aunque la historia no lo califica así.

martes, 27 de junio de 2017

EL RÍO DEL OLVIDO de Julio Llamazares

El río Curueño con su leyenda y el Porma unidos en Ambasaguas, nos ha llevado a desear recorrer sus riberas, atravesar sus puentes, romanos, moriscos o medievales..... para mí leyenda de odio, de egoísmo, de desamor, para otras, de amor intenso, nos incita, nos llama a visitar los ya restos de aquellas aldeas que poblaban sus orillas, de visitar sus ruinas, como voces silenciosas de un pasado que entre piedras y pizarra claman al viento, al Sol, a la nieve que les aísla en el invierno, para no caer en EL RÍO DEL OLVIDO.
Sorprendente lo que se relata a cerca de los rojos, que al saber que se acercaban los nacionales y antes de huir a los montes obligaban a todos los aldeanos a partir también y quemaban las casas para que no se las apropiasen, pero en Redilluera una mujer de 98 años les hizo frente a los rojos para no abandonar su vivienda, y desde un ventanuco cuando aquellos iban a prenderle fuego les disparó con una escopeta una vez tras otra hasta que desistieron y se marcharon, María González Cañón, que ese era su nombre, falleció el 6 de noviembre de 1946 a la edad de 108 años. En 1981 aun se conservaba su tumba con flores frescas.
Las damas o féminas son las heroínas de éste libro entre ellas La Dama de Arintero, que haciéndose pasar  por hombre batalló en la guerra en sustitución de su padre, terminando con honores aunque se cuenta que fue descubierta porque en una contienda quedósele un pecho al descubierto.
Tranquilo, sereno, relajado, lo he leído con lentitud, así es este libro, para captar en mi interior, aunque se trate de un viaje hacia el exterior, el maravilloso contenido de un pasado que ya no volverá, donde la sencillez y contemplar el paso del tiempo sin prisas, sin aspavientos, era el lema de aquellas gentes, lo que yo clasificaría de simplemente VIVIR.